En 2012, el empresario colombiano Miguel Caballero se inventó un un morral antibalas para proteger a los niños.
Después del tiroteo de Parkland agotó existencias en todo el estado de la Florida.

**Para mayor información ingresa: https://goo.gl/CGNXVA

Cortesía: www.elespectador.co