Como resultado de las arduas labores de búsqueda de la niña María José, separada del seno de su hogar el pasado sábado 17 de febrero sobre las 9:00 de la noche en Chía – Cundinamarca, en las últimas horas en zona rural del municipio de San Carlos de Guaroa, la Policía Nacional dio con la ubicación de su presunto raptor, su padrastro, por quien las autoridades ofrecían recompensa de hasta 20 millones de pesos.

En el poblado de San Carlos de Guaroa, del municipio de Acacias, fue captrado este individuo luego de raptar y asesinar a menor de 5 meses.

Tras conocer que este sujeto tendría al Meta como opción para esconderse, el Departamento de Policía Meta se volcó a las calles con la mayoría de personal disponible para desarrollar los planes que lograron dar con su paradero.

En estos momentos está siendo presentado ante las autoridades competentes.

Comunidad de Chía indignada por esta macabro asesinato.

Raptada y asesinada.
El sujeto confesó el crimen e indicó que enterró el cuerpo de la pequeña en zona rural del municipio de Chia.