Los habitantes del Meta y el Guaviare no aguantaron más, y se declararon en rebeldía desde este martes 12 de junio a las 3:00 am, cerraron la vía en los dos sentidos. Donde no permiten el paso de vehículos ni por el sector conocido como la Shell, exigiendo así soluciones al gobierno nacional y departamental.

Y es que es preocupante, ya que esta vía fue cerrada en el pasado por la misma razón, el rio tomo esta y su solución fue correr la vía 5 metros atrás, ahora son más de 800 metros los que están afectados, no es posible correr la vía otros métricos más atrás.

La zona habilitada para poder pasar significa media hora más de camino, por una trocha no apta para carro pesado, donde se han presentado varios asaltos masivos a los que se arriesgan a pasar por ahí.

¿hasta dónde llegarán estos habitantes? ¿Cuál será la respuesta del estado?

Por ahora, toneladas de productos que se dirigen en ambos sentidos, quedan represados. Alimentos perecederos están corriendo riesgo y se tiene incertidumbre sobre si pasan o no las ambulancias y carros de emergencia, recordemos que el cierre pasado duró más de quince días.