En Puerto Aljure, municipio de Fuentedeoro, los habitantes de esta vereda amanecieron literalmente con el agua al cuello, ya que las lluvias no cesan en la zona del Ariari.

Los habitantes de este sector denuncian que carecen de alumbrado público, que no hay medidas preventivas, y que, a oscuras, si se presentara alguna alerta, sería muy difícil reaccionar a ella.

Le suman a estos males la presencia de animales como serpientes y otros nativos.

Solicitan a la alcaldía que tomen medidas, para prever la emergencia que se avecina, pues las lluvias no paran en esta parte del país.