Los pasajeros que se transportaban en un vehículo adscrito a la Flota La Macarena, dieron a conocer los hechos sucedidos en la madrugada del 29 de mayo, que, en la vía alterna, es decir vía Shell, ubicada entre Fuentedeoro y Puerto Lleras, fueron víctimas de un asalto masivo.

Al cerrar la trocha con un árbol caído el automotor para, los delincuentes hicieron de las suyas y despojaron de sus pertenencias a los asombrados pasajeros.

Esto ya estaba dicho, estaba pronosticado, fuentes ya habrían dicho que la seguridad por este paso provisional no estaba garantizada por los órganos de seguridad.

Ahora, queda no la duda, sino la pregunta ¿Cuántos asaltos más sucederán? ¿Esperaremos muertos, o violaciones en esta vía para poder realizar un plan de choque? ¿De quién es la culpa?