A UNA MUJER NO LA DEJARON ENTRAR A UNA CASA EN LA QUE HABÍAN CONTRATADO SU TRABAJO POR SER NEGRA

Ellizabeth Mosquera es una mujer afro de 23 años, vive en Belén Altavista en Medellín con sus dos hijos y su madre. Es mamá soltera y se dedica a arreglar las uñas a domicilio de clientas que la contratan principalmente por redes sociales.

La joven, que lleva más de tres años dedicada a realizar la manicure y el pedicure a domicilio, vivió el pasado fin de semana una de las experiencias más desagradables de su vida, la cual compartió en sus redes sociales. La publicación rápidamente se volvió viral.

A Mosquera la contrataron para arreglar unas uñas, pero no la dejaron entrar a hacer el domicilio porque era negra.

“Es una señora que me llamó un día porque le había hecho las uñas a su hermana y le habían gustado mucho. Me citó en su casa al día siguiente en el barrio La América y yo fui. Cuando estaba en la puerta le toqué muchas veces y no me abrían, entonces le escribí y me dijo textualmente que ella no me iba a dejar entrar porque yo era negra, que se había equivocado y que mi trabajo tan bonito (que había visto en fotos) no podía ser de una persona afro”, contó Elizabeth Mosquera

Sitio Realizado con ❤️ por Broadcast Media LLC

Scroll to Top